Categorías
Noticias

Denunciamos las carencias de la educación pública andaluza y la falta de planificación contra el frío y el COVID19

Denunciamos las “evidentes carencias de las infraestructuras de la educación pública andaluza, que han quedado al desnudo tras el golpe de frío de la borrasca Filomena y que ya evidenció la vuelta al cole tras las vacaciones de verano”, según nuestra Coordinadora General, Esperanza Gómez.

Según el análisis realizado por nuestro grupo de trabajo de Educación de la vuelta a las clases tras las vacaciones navideñas, consideramos que “lo vivido la pasada semana en los centros ha sido de vergüenza: temperaturas insoportables con ventanas y puertas abiertas, aulas masificadas y sin distancia de seguridad, protocolos escolares incumplidos por las inclemencias metereológicas y no pocos centros educativos sin medios suficientes de climatización, un auténtico desastre”.

Pero lo más “sangrante” para Esperanza Gómez es que “a nadie de la Junta le parezca importar las condiciones en las que nuestros hijos, profesores y resto de personal, han vuelto a las clases, y la falta absoluta de autocrítica y de plan alternativo para paliar esas condiciones en los días de frío que nos quedan por pasar en conciencia del repunte del Covid19, que no son pocos”.

Recuerda Gómez que la comunidad educativa lleva “décadas, reclamando mejoras en la infraestructura escolar para paliar los efectos del clima, no pocos años en los que todos han mirado hacia otro lado mientras alumnado, profesorado y trabajadores/as permanecíamos en soportando temperaturas, clases con goteras, malos aislamientos, nula climatización, etc.”

Según nuestra máxima responsable las soluciones siempre han sido las mismas y son “poner los medios para reducir las ratios, aumentando automáticamente la distancia social, una educación más individualizada y mayor posibilidad de atención a alumnos, y cumplir la Ley de Bioclimatización de Centros Públicos, que tanto costó aprobar y que prevé
no solo climatizar las aulas sino filtrar el aire de los centros”.

Entonces, concluye Esperanza Gómez, “estaríamos frente a una administración que apuesta por la educación pública, a unos responsables que trabajan por la dignidad de nuestro sistema educativa y de un Gobierno sensible con la seguridad y condiciones sanitarias de sus ciudadanos/as, pero no es el caso”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *